Los 15 pasos a la libertad

  1. Renuncia a la ansiedad. Dios no nos ha dado espíritu de temor, sino de dominio propio. Si el Espíritu Santo está en ti, entonces no le des espacio a la ansiedad. Él es nuestro consolador, nuestro guía, nuestro pronto auxilio. La ansiedad no proviene de Dios, no resuelve nada y lo dificulta todo. Si ocupas tu tiempo y energía en preocuparte en lugar de orar y descansar en Dios estas complicando las cosas y haciéndote daño a ti mismo. Decide renunciar a la ansiedad y enfocarte en la fe!

  2. Disfruta tu compañía. Cuando Dios nos mandó a amar nos dijo que amaramos a nuestro prójimo como a nosotros mismos. Muchas veces amamos a los demás y nos sentimos inconformes con nosotros mismos. Evitamos estar a solas porque queremos que el ruido de los demás opaque el dolor que nos causa la no aceptación propia. Aprender a amarnos y a disfrutarnos es parte del plan de Dios para nuestras vidas. Él te ama y desea que tú ames lo que él ve de ti. Disfruta de la maravillosa que idea que Dios tuvo al crearte.

  3. Piensa en el hoy. Nada podemos hacer con lo que ya pasó. Nada podemos hacer sobre lo que aún no ha pasado. Por tanto, enfócate en lo único que puedes afectar, tu presente. La vida se nos va mirando hacia atrás y planificando hacia adelante. Vive. Vamos a decidir hacer hoy y ahora aquellas cosas que ya el Padre ha puesto en nuestro corazón. Pensemos en el hoy porque es lo único real que tenemos. Es hoy que debemos tener contentamiento, es hoy que debemos hacer la obra, es hoy que debemos expresar amor y reflejar la paz de Cristo. Así vivió Jesús, haciendo cada día la obra. Piensa en el hoy y vive.

  4. Libérate de la culpa. La culpa esclaviza y no ofrece solución. El arrepentimiento viene porque hay convicción de pecado y Dios siempre está dispuesto a perdonar. Imagina que tienes un hijo pequeño y te hace una grosería, tú lo reganas y él te pide perdón, por supuesto que tú como padre o madre lo perdonas al momento en que él se arrepiente, hasta lo abrazas…. Pero tu niño se va al cuarto …llorando y se encierra sin comer. El mismo se castiga aun cuando ya tú lo perdonaste. ¿Es eso lo que deseas que haga tu hijo? O ¿que se ponga contento porque fue perdonado y no recibirá el castigo? Tu deseas pasar tiempo con tu hijo y disfrutar que ya superaron el problema. Así Dios quiere que recibas su perdón y salgas de tu encierro de autocastigo y disfrutes de su presencia. Por eso hoy, sal de tu encierro y libérate de la culpa. 

  5. Es hora de enfrentar tus temores. ¿Sabes por qué debes enfrentar tus temores? Porque ni la vida ni la muerte, ni los ángeles ni las potestades, ni lo presente ni el futuro, ni lo alto ni lo profundo, ni ninguna otra cosa creada podrá separarte del amor de Dios que es a través de Cristo Jesús. Por tanto no hay razón para temer. Nada te puede separar de Él. Este día es para muchos el más difícil, para mí lo fue. Decidir abandonarte a la fe y resistir o enfrentar el temor puede ser duro, pero El Salmo 34:34 dice “Busqué a Jehová, y él me oyó, Y me libró de todos mis temores.” No es con tus fuerzas, no es que seamos fuertes en nosotros mismos, es que el que vive en ti y en mí ya venció y te dará las fuerzas y las herramientas para librarte del espíritu de temor que ha estado acechando tu vida. En este momento nos ponemos de acuerdo contigo y al espíritu de temor lo echamos fuera de tu vida en el nombre poderoso de Jesús. Si estás de acuerdo, solo responde amen. 

  6. Aceptarte es parte de la bendición
    En el proceso de transformación es importante que entiendas que Dios te ama como eres y que quiere usarte así como estás… Si, El quiere renovar tu entendimiento y transformar tu mente, pero tu esencia, esa es única y El la quiere preservar para llegar a mas personas a través de ti. Por tanto: acéptate y disfruta tu esencia!!! Eres único! eres única!

  7. Ama la creación de Dios que eres.
    Cuando Dios te hizo, puso mucho cariño y esfuerzo, te creo como un diseño original. Cuando no tenemos amor propio, no amamos la obra de Dios. Es tiempo de valorarte y amar el trabajo que Dios hizo y está haciendo en ti. Eres único, irremplazable e inigualable! Disfruta de quien eres y da gracias a Dios por crearte con tus características únicas. Dios te hizo especial, ama la obra de Dios!!!

  8. Conócete –  Una temporada para conocerte a ti mismo ha comenzado…
    Queremos conocer gente, conocer mas a Dios, conocer temas de la historia y de la ciencia y nos olvidamos de conocernos a nosotros. ¿Cuáles son tus dones? ¿Qué te detiene? ¿Que te impulsa? Pídele a Dios que te muestre como el te ve, la Palabra nos enseña que debemos amara a nuestro prójimo así como nos amamos a nosotros mismos! Por tanto, debemos amarnos y no podemos amar a quien no conocemos. Pasemos tiempo descubriendo el amor de Dios por nosotros y aprendiendo a amar lo que El hizo en nosotros…

  9. Es tiempo de iniciar tu reconstrucción!
    Llega un momento en la vida en donde han pasado tantas cosas, tantos sucesos dolorosos que nos sentimos hechos pedazos. Dios te dice: Hoy te quiero reconstruir, hoy quiero poner en orden todo lo que el enemigo trató de destruir. En medio del proceso lo único que necesitas hacer el pasar tiempo escuchando la voz de Dios. No te apartes de su presencia, no dejes de escuchar su voz, no dejes de leer su Palabra. La obra la hará El. Tu solo escúchalo y disfruta la reconstrucción que El hará en ti!!!

  10. Mantén la esperanza
    Se dice fácil, pero no lo es. Tenemos que reconstruir nuestros pensamientos para poder mantener viva la esperanza aun cuando todo lo que vemos a nuestro alrededor no es bueno. Tenemos que creer que todo obra para bien a los que aman a Dios, que los planes que Dios tiene para sus hijos son buenos para darles un futuro y una esperanza, tenemos que pensar que la gloria postrera será mayor que la primera… Esos son pensamientos que nos llenan de vida y de esperanza. Pero vivimos en un mundo en donde vemos dolor, muerte y destrucción y es fácil desviar nuestra mirada y sentir la desesperanza. Si quieres reconstruir tu vida es necesario que cada día decidas pensar con esperanza sobre tu futuro y creer a las promesas de Dios sobre tu vida por encima de todo pronóstico. No te rindas, decide conmigo vivir cada con esperanza de que algo bueno está por llegar. 

  11. No hagas juicio –  ¿Conoces la ley del juicio? No juzgues y no serás juzgado. Pues con la misma medida que midas serás medido. Si Dios no envió a su Hijo al mundo para condenarlo o juzgarlo, sino para salvarlo por medio de El… ¿Por qué queremos ser jueces de nuestros hermanos? En este día decide no emitir juicio sobre nadie. Extiende misericordia y da el ejemplo sin esperar ser elogiado. Al final, la consecuencia de haber juzgado cae sobre nosotros mismos…
     
  12. Es tiempo de perdonar, como Dios también nos perdonó a nosotros…
    Cuando no perdonamos es como ingerir un veneno pensando que alguien más va a morir. ¿Conoces la ley del perdón? La falta de perdón trae como consecuencia tortura… sobre el que no perdona. ¿Cómo? En Mateo 6:14-15 dice “si perdonáis a los hombres sus ofensas, os perdonará también a vosotros vuestro Padre celestial; más si no perdonáis a los hombres sus ofensas, tampoco vuestro Padre os perdonará vuestras ofensas.” Pero no queda ahí… En Mateo 18:34 el Señor cuenta una historia de un hombre que no quiso perdonar y dice “el rey envió al hombre a la prisión para que lo torturaran”. Pero el verso 35 dice que »Eso es lo que les hará mi Padre celestial a ustedes si se niegan a perdonar de corazón a sus hermanos.” Estamos hablando de que el que se niegue a perdonar de corazón a sus hermanos será torturado.
    Reflexiona: ¿Hay un área de tu vida en donde no has logrado avanzar? Mientras haya falta de perdón en tu corazón hay puertas que no van a abrirse y bendiciones que se mantendrán detenidas. Es tiempo de perdonar para ser libre de la tortura a la que la falta de perdón te ha encadenado.

  13. Elije el gozo –  “Me mostrarás la senda de la vida; En tu presencia hay plenitud de gozo; Delicias a tu diestra para siempre.” Salmo 16:11. Más allá de la situación actual: decido ser feliz. Decido gozar cada instante agarradita de la mano de mi Padre, porque en él hay plenitud de gozo. No importa cuán difícil sea el momento actual, mantén la expectativa de que algo va a cambiar. Algo se está …moviendo a tu favor en el cielo y pronto lo conocerás. Mientras esperas que se materialice, canta, danza, goza y vive en la presencia de Dios.  Viene a mi mente esos años en donde mis padres se ponían a empacar regalos la noche antes de navidad mientras nosotros los hijos “dormíamos”. Era divertidamente estresante esperar toda la noche escuchando ruidos de papel de regalo. Recuerdo una ocasión en que se escuchaba que estaban colocando las piezas de una bicicleta, sabíamos que alguno de nosotros podría correr una nueva bicicleta al siguiente día. Era muy emocionante.  Y así quiere Dios que esperemos, sabiendo que en el cielo se están empacando regalos de amor para nosotros sus hijos. El desea que nos gocemos, que tengamos contentamiento aun en la noche oscura, que confiemos en que mañana quizás sea un día emocionante recibiendo los regalos que han sido preparados en el cielo para ti.  Aprovecha la oportunidad maravillosa que tienes hoy de decidir ser feliz. El gozo te da energía y te llena de fuerza y vigor. ¿Qué puedes hacer para disfrutar esta etapa?  Preparar la lista de cosas que deseas haber completado antes de que tu milagro se materialice. Y sobre todas las cosas, busca a diario la presencia de Dios, solo el llenara tu alma de esperanza y de gozo.  El gozo del Senior es mi fortaleza. Nehemías 8:10
     
  14. Suelta el pasado –  He aquí que yo hago cosa nueva; pronto saldrá a luz; ¿no la conoceréis? Otra vez abriré camino en el desierto, y ríos en la soledad. Isaías 43:19
    … A veces sufrimos demasiado por cosas que ya no son parte de nuestro presente y cuando lo pensamos bien, tampoco ya tienen tanta importancia en nuestra vida. Nos pasamos mirando hacia atrás a lo que queríamos que fuera y no fe. Miramos lo que pasó y pensamos en lo que no pasó.  Para emprender un nuevo camino lleno de plenitud y con entusiasmo nos es necesario dejar ir, soltar, renunciar a los recuerdos del ayer y enfocarnos en el porvenir. Este proceso requiere de esfuerzo, perseverancia, incomodidad y quizás hasta dolor. Pero la única manera de comenzar a vivir es dejando ir.  Te invito a leer Juan 12:24 en donde habla del proceso de la hoja de trigo, que necesita caer, morir, quedar sola, estar expuesta al intenso sol del desierto hasta morir. Pero una vez muere, es que florece. Cuando nos rendimos, ahí ganamos.
    Decide hoy renunciar al pasado que te mantiene atado. Como decía una canción famosa hace muchos años, «Abre los ojos, mira hacia arriba y disfruta las cosas bellas que tiene la vida». Dios tiene un plan para ti y su plan es bueno, porque Dios es bueno.  Dile adiós. 

  15. Cambia tu manera de pensar…  Romanos 12:2 dice: «Al contrario, cambien de manera de ser y de pensar. Así podrán saber qué es lo que Dios quiere, es decir, todo lo que es bueno, agradable y perfecto.»  Una de las cosas que descubrí en este proceso es que las creencias sobre mi misma eran terribles! Si, Dios me había perdonado, y había tirado todo mi pasado a la mar, pero, yo tengo que perdon…arme y sustituir esa palabra venenosa que el enemigo había puesto en mi cabeza por la Palabra de Dios. Les pongo un ejemplo. Cuando venimos a los pies de Cristo, en ocasiones llegamos usando vestimentas que eran las que pensábamos nos hacían lucir bien… Un traje provocador con un escote profundo con el fin de llamar la atención… Cuando venimos a Cristo él nos hace entender que somos hermosas sin necesidad de mostrar demasiado… Y poco a poco comenzamos a moderar nuestra manera de vestir porque nuestro pensamiento cambia. Pero hay veces que el enemigo nos ha hecho creer por toda una vida que “no vales lo suficiente para__________” (llena el blanco) y vivimos esclavos de ese pensamiento. Cuando sustituimos ese veneno por la Palabra de Dios es cuando nos hacemos consiente de esa mentira del diablo y la pateamos respondiendo: “Somos hechura de Dios, creados en Cristo Jesús para buenas obras, las cuales Dios dispuso de antemano a fin de que las pongamos por práctica.” Efesios 2:10 – “¡Fíjense que gran amor nos ha dado el Padre, que se nos llame hijos de Dios! ¡Y lo somos!” 1 Juan 3:1 – “No se venden dos gorriones por una monedita? Sin embargo, ni uno de ellos caerá a tierra in que lo permita el Padre, y él les tiene contados a ustedes aun los cabellos de la cabeza. Así que no tengan miedo, ustedes valen más qué muchos gorriones” Mateo 10:29-31
    Dedícate a escribir esos pensamientos que te atormentan y busca en la Palabra de Dios esa porción que deja al descubierto la mentira del enemigo. Una vez la encuentres (o las encuentres) escríbela más grande que el pensamiento y comienza a confesarla con tu boca hasta que la memorices y la hagas rema en tu vida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *