La mejor forma de caer…

Les contaba la vez anterior que estaba practicando “Paddle Board” por primera vez y me encontraba aterrorizada sobre aquella tabla, preguntándome “¿porque se me ocurrió esta brillante idea?”… ¿Quieren que les siga contando? ¿Les cuento si me caí o no?…

Pues una vez dejé de gritar como histérica, pensé, “…debo resolver esta situación. Cálmate y madura – me dije.” Y pensé que quizás lo mejor que me podía pasar era caerme y volver a comenzar. ¿No te ha pasado que cometes un error tan grande o tan tonto en tu trabajo que si fueras tu jefe te despedirías? Llegas a planificar lo que harás una vez te despidan y hasta te convences de que es lo mejor que te puede pasar para comenzar nuevamente sin tener la mirada de descontento de tu jefe sobre ti….

Pues así. Decidí que era mejor caerme, pero no sabía cómo caerme elegantemente y salir ilesa de la caída. Sí, porque si te vas a caer quieres hacerlo con clase… Fue entonces cuando vi a uno de mis compañeros resbalarse sobre su tabla, luchar por segundos para recobrar el balance y caer estrepitosamente sobre el mar…. Sin su remo, lejos de su tabla… Y pensé, “ok, y yo no sé nadar” Así que cambié mi determinación, y recordé que el entrenador nos había dicho que si no queríamos estar de pie simplemente nos tiráramos sobre nuestras rodillas, pero que lo hiciéramos sin titubeo, de una, “puff” cae de rodillas. Así que eso hice, me tiré sobre mis rodillas y ¡no caí!

Muchas cosas aprendí sobre esto, pero les comparto las 5 mas importantes:

  1. Hay otra salida – Hay veces que estas atravesando momentos muy difíciles y no sabes cómo sobrellevarlos y piensas en lo peor para ti. Dios te da la oportunidad de no caer. Dios te da la salida en oración. ¡Si te tiras sobre tus rodillas no te caerás! Antes de tirarte al mar, tírate sobre tus rodillas. No todo está perdido. Mientras estés sobre tu tabla… mientras tengas a Jesús en tu corazón como tu Señor y tu Salvador todo estará bien. Por difíciles que parezcan las cosas, siempre hay una mejor salida que rendirte, quitarte, anularte. Lanzarte al vacío, al mar, al mundo, a la muerte, esa nunca es la opción.

  2. Hay momentos en que hay que menguar – Aprendí que hay momentos en donde necesitamos ser humildes. A veces preferimos caer por no menguar. A veces cuando un ministro cae en un pecado prefiere salir de esa iglesia, ser despedido o renunciar e ir a otro lugar para comenzar de nuevo. Pero en ocasiones Dios desea que simplemente “te bajes del altar y te sientes”. A veces Dios quiere que sus hijos muestren la humildad de recibir de aquellas mismas personas a las que en un momento ministraste porque es cuando demostramos que no se trataba de nosotros, sino de la gracia de Dios sobre nuestra vida. Seamos capaces de permanecer, pero hacerlo sentado o de rodillas, mientras esperamos estar listos para volver a estar de pie.

  3. Las etapas no se deben saltar – Comprendí que muchas veces somos expuestos muy rápido. Algunos instructores de paddle board enseñan a sus estudiantes a comenzar de rodillas y cuando se sientan listos entonces ponerse en pie. Pienso que esa es la forma correcta para todo. Pero hay lugares donde ven a una persona con “potencial” y la exponen demasiado rápido, aun cuando en ocasiones la misma persona sabe o siente que no está lista. Cuando comenzamos recibiendo toda la atención sobre nosotros y no estamos listos, estamos en un alto riesgo de caer de forma tan vergonzosa que quizás no lo volvamos a intentar. El tiempo de espera es necesario para sentir la confianza y tener la preparación suficiente para cuando llegue el tiempo de estar en pie.

  4.  Podemos evitar la caída – A través de esa experiencia pude también comprender que las caídas se pueden evitar. Si sabemos que estamos en una situación que no sabemos cómo manejar, que no podemos controlar y que no tenemos idea de cómo salir de ella, no tenemos por qué esperar a que la caída ocurra. Podemos evitar la caída cuando nos ponemos de rodillas. Las cosas no tienen por qué salir terriblemente mal si a tiempo nos damos cuenta de que Dios tiene una salida. Hace un tiempo vi un video de una demostración donde se veía a un hombre tratando de levantar a una pequeña niña (era un video de defensa personal ante un posible secuestro) y la niña dejaba su cuerpo caer hacia abajo, se tiraba sobre su rodillas, menguaba de hacer fuerzas y el hombre por más que trataba de levantarla ella insistía en hacer fuerza hacia abajo y ¡se le salía de los brazos al hombre! Me impresionó tanto que lo intenté en casa con mi hijo y funcionó. No luches por mantenerte en pie cuando lo que necesitas e arrodillarte. No luches por tus fuerzas cuando las fuerzas del Creador son mayores que las tuyas.

  5. El lugar más seguro para caer son tus rodillas – Esto es lo más hermoso y épico que descubrí ese día. No importa cuánto midas, no importa cuán pesado sea tu cuerpo, no importa cómo te tires sobre tus rodillas. Si te lanzas de rodillas sin titubear tu tabla no te dejará caer!!! Y perdónenme pero aquí tengo que gritar un ¡ALELUYA! J Cuando te tiras sobre tus rodillas ante Dios y clamas sin titubear, Él siempre te va a recibir. Él no va a dejarte caer al vacío, el secará tus lágrimas, te brindará la paz que sobrepasa todo entendimiento y te recibirá como un padre recibe a sus hijos.

Al corazón contrito y humillado no despreciarás tú, oh DiosSalmos 51:17

Si has sentido que estas a punto de caer… no esperes más y mengua. No importan las razones, si has tomado malas decisiones, has saltado etapas, estas sobrecargado, sientes miedo o te están empujando a la caída… No importa, si sientes que vas a caer, tírate sobre tus rodillas y ve al Santo lugar. Al trono de la gracia de Dios en donde puedes desahogar tu alma, recuperar fuerzas y ver las cosas desde la perspectiva de nuestro Padre.

Dios mismo nos da la salida a los problemas de la vida. No tratemos de resolverlo todo. En ocasiones solo necesitamos menguar. Dejar de luchar y que todo nuestro cuerpo se ponga de acuerdo para caer de rodillas ante Dios. Que el peso de la Gloria de Dios no permita que seamos fácilmente movidos.

Descansa en El y espera el momento propicio para volver a estar en pie. Cuando estemos listos….

Ordena tu copia HOY

Por sólo $12.95 y sé de los primeros en recibir tu copia en casa! Las órdenes en esta páginas están disponibles para Puerto Rico y Estados Unidos únicamente. Las ventas internacionales se estarán anunciando pronto. Costo de envío $2.75

English version coming soon.
Price

Completa tus datos y recibe GRATIS un capitulo de muestra.

«Cada frase es una imagen que invita a zambullirse. La manera en que sumergen al lector en la historia es equiparable a bucear en un mar de letras y descubrir tesoros en las profundidades de ese océano de tinta». Desde España: José Luis Navajo, autor de Lunes con mi viejo pastor y más de 20 éxitos de ventas.

“El Espíritu Santo te  hablará por medio de cada vivencia de Pamela.  Su historia tendrá  semejanzas con la tuya, porque la historia de ella contiene piezas y lienzos de lo que hemos experimentado todos en esta cautivante aventura llamada vida.  En la que caemos por precipicios, pero también encontramos la escalera que nos saca y no lleva hasta el tope.” Desde Puerto Rico: Dra. Lis Milland, Consejera Profesional, Conferencista internacional y Autora de libros que han sido éxito de súper ventas.

«Disfrutará recorrer estas páginas, porque le permitirá reflexionar sobre las decisiones que ha tomado, los sentimientos que tiene, y se hará preguntas existenciales que pocas veces nos hacemos». Desde Costa Rica: Sixto Porras, autor de éxitos de ventas y Director de Enfoque a la Familia para Iberoamérica.

Para avanzar hay que profundizar

La pérdida de su padre y los múltiples golpes de la vida impulsan a Pamela en una desesperada búsqueda del amor. En su deseo de triunfar, ella mira cada relación como una tabla de salvación, hasta que su vida está en peligro, y huye. En su huida, encuentra el verdadero amor que cambiará todo su destino, y la llevará a conocer un mundo que antes parecía una utopía, pero se convierte en su nueva realidad.

¿Será posible ser amado luego de haber fracasado tantas veces? ¿Podré perdonar a los que me han herido tanto? ¿Me podré perdonar a mí misma? Estas y muchas otras preguntas son las que Pamela tiene que enfrentar y de seguro, tú también.

Luego de leer Mi tabla de salvación, visitarás capítulos inconclusos de tu vida para ponerle fin a asuntos no resueltos. ¡Prepárate! Al final, vas a reemplazar el lente con el que miras la vida hoy.

El que permanece de rodillas, difícilmente cae…

El que permanece de rodillas, difícilmente cae…

 

Obsesiones del alma

Una mañana me levanté triste. Tenía un pensamiento repetitivo que me traía angustia y por más que oraba y trataba de entregárselo al Señor no podía. Oraba y buscaba su presencia y nada pasaba. Leí su Palabra, busqué versículos, oré en lenguas… No dejaba de sentir aquella tristeza por causa de un pensamiento repetitivo en mi mente. Fui a llevar a mi hijo a la escuela y cuando venía de regreso una frase salió verbalmente de mi boca sin yo pensarla. Dije audiblemente: «Echo fuera la obsesión del alma». Solo pronunciar la frase fue suficiente para que un fuego indescriptible comenzara a correr por mi cuerpo y en medio del corto camino a casa, su Espíritu Santo me llevó a una poderosa oración para liberarme de aquellos pensamientos obsesivos, repetitivos que me estaban atormentando. Realmente sentí su poder libertador!!!
12998483_1337057962977191_3515535617422161173_n
Me atrevo a compartirlo para decirte que mientras estamos en este mundo la batalla sigue. ¡No hay nadie exento de batallas! Pero en esta hora si estas batallando con una obsesión del alma, identifícala y llévala cautiva a la presencia de Dios donde nada se sostiene. Nunca más la obsesión ni los pensamientos repetitivos tocarán tu mente ni la mía, en el nombre poderoso de Jesús. Amen!

El antídoto de Dios

He visto como en el pueblo de Dios hay mucho dolor y sufrimiento. Leo los mensajes en el Inbox y me da tristeza ver tantos casos de personas experimentado un alto grado de dolor. Y eso nos pasa a todos. Pero, hay que hacer algo….!!!!!
Debemos renovar nuestras mentes y usar el antídoto que Dios nos ha dado para combatir el veneno que el enemigo nos lanza como dardos. Él nos envenena con pensamientos pesimistas, pero Dios nos vivifica por medio de la Palabra, que es el antídoto.
¿A quién vamos a creerle? Yo he decidido creerle a Dios. 
Mi tabla de salvacion veneno.jpg
Pero, “al que el Hijo hace libre, es verdaderamente libre” – Juan 8:36. Así que “vamos a llevar cautivos todos esos pensamientos a la obediencia de Cristo” – 2 Corintios 10:5 y nunca los tomaremos de vuelta. ¿Amen? ¿Te animas? See More

Los 15 pasos a la libertad

  1. Renuncia a la ansiedad. Dios no nos ha dado espíritu de temor, sino de dominio propio. Si el Espíritu Santo está en ti, entonces no le des espacio a la ansiedad. Él es nuestro consolador, nuestro guía, nuestro pronto auxilio. La ansiedad no proviene de Dios, no resuelve nada y lo dificulta todo. Si ocupas tu tiempo y energía en preocuparte en lugar de orar y descansar en Dios estas complicando las cosas y haciéndote daño a ti mismo. Decide renunciar a la ansiedad y enfocarte en la fe!

  2. Disfruta tu compañía. Cuando Dios nos mandó a amar nos dijo que amaramos a nuestro prójimo como a nosotros mismos. Muchas veces amamos a los demás y nos sentimos inconformes con nosotros mismos. Evitamos estar a solas porque queremos que el ruido de los demás opaque el dolor que nos causa la no aceptación propia. Aprender a amarnos y a disfrutarnos es parte del plan de Dios para nuestras vidas. Él te ama y desea que tú ames lo que él ve de ti. Disfruta de la maravillosa que idea que Dios tuvo al crearte.

  3. Piensa en el hoy. Nada podemos hacer con lo que ya pasó. Nada podemos hacer sobre lo que aún no ha pasado. Por tanto, enfócate en lo único que puedes afectar, tu presente. La vida se nos va mirando hacia atrás y planificando hacia adelante. Vive. Vamos a decidir hacer hoy y ahora aquellas cosas que ya el Padre ha puesto en nuestro corazón. Pensemos en el hoy porque es lo único real que tenemos. Es hoy que debemos tener contentamiento, es hoy que debemos hacer la obra, es hoy que debemos expresar amor y reflejar la paz de Cristo. Así vivió Jesús, haciendo cada día la obra. Piensa en el hoy y vive.

  4. Libérate de la culpa. La culpa esclaviza y no ofrece solución. El arrepentimiento viene porque hay convicción de pecado y Dios siempre está dispuesto a perdonar. Imagina que tienes un hijo pequeño y te hace una grosería, tú lo reganas y él te pide perdón, por supuesto que tú como padre o madre lo perdonas al momento en que él se arrepiente, hasta lo abrazas…. Pero tu niño se va al cuarto …llorando y se encierra sin comer. El mismo se castiga aun cuando ya tú lo perdonaste. ¿Es eso lo que deseas que haga tu hijo? O ¿que se ponga contento porque fue perdonado y no recibirá el castigo? Tu deseas pasar tiempo con tu hijo y disfrutar que ya superaron el problema. Así Dios quiere que recibas su perdón y salgas de tu encierro de autocastigo y disfrutes de su presencia. Por eso hoy, sal de tu encierro y libérate de la culpa. 

  5. Es hora de enfrentar tus temores. ¿Sabes por qué debes enfrentar tus temores? Porque ni la vida ni la muerte, ni los ángeles ni las potestades, ni lo presente ni el futuro, ni lo alto ni lo profundo, ni ninguna otra cosa creada podrá separarte del amor de Dios que es a través de Cristo Jesús. Por tanto no hay razón para temer. Nada te puede separar de Él. Este día es para muchos el más difícil, para mí lo fue. Decidir abandonarte a la fe y resistir o enfrentar el temor puede ser duro, pero El Salmo 34:34 dice “Busqué a Jehová, y él me oyó, Y me libró de todos mis temores.” No es con tus fuerzas, no es que seamos fuertes en nosotros mismos, es que el que vive en ti y en mí ya venció y te dará las fuerzas y las herramientas para librarte del espíritu de temor que ha estado acechando tu vida. En este momento nos ponemos de acuerdo contigo y al espíritu de temor lo echamos fuera de tu vida en el nombre poderoso de Jesús. Si estás de acuerdo, solo responde amen. 

  6. Aceptarte es parte de la bendición
    En el proceso de transformación es importante que entiendas que Dios te ama como eres y que quiere usarte así como estás… Si, El quiere renovar tu entendimiento y transformar tu mente, pero tu esencia, esa es única y El la quiere preservar para llegar a mas personas a través de ti. Por tanto: acéptate y disfruta tu esencia!!! Eres único! eres única!

  7. Ama la creación de Dios que eres.
    Cuando Dios te hizo, puso mucho cariño y esfuerzo, te creo como un diseño original. Cuando no tenemos amor propio, no amamos la obra de Dios. Es tiempo de valorarte y amar el trabajo que Dios hizo y está haciendo en ti. Eres único, irremplazable e inigualable! Disfruta de quien eres y da gracias a Dios por crearte con tus características únicas. Dios te hizo especial, ama la obra de Dios!!!

  8. Conócete –  Una temporada para conocerte a ti mismo ha comenzado…
    Queremos conocer gente, conocer mas a Dios, conocer temas de la historia y de la ciencia y nos olvidamos de conocernos a nosotros. ¿Cuáles son tus dones? ¿Qué te detiene? ¿Que te impulsa? Pídele a Dios que te muestre como el te ve, la Palabra nos enseña que debemos amara a nuestro prójimo así como nos amamos a nosotros mismos! Por tanto, debemos amarnos y no podemos amar a quien no conocemos. Pasemos tiempo descubriendo el amor de Dios por nosotros y aprendiendo a amar lo que El hizo en nosotros…

  9. Es tiempo de iniciar tu reconstrucción!
    Llega un momento en la vida en donde han pasado tantas cosas, tantos sucesos dolorosos que nos sentimos hechos pedazos. Dios te dice: Hoy te quiero reconstruir, hoy quiero poner en orden todo lo que el enemigo trató de destruir. En medio del proceso lo único que necesitas hacer el pasar tiempo escuchando la voz de Dios. No te apartes de su presencia, no dejes de escuchar su voz, no dejes de leer su Palabra. La obra la hará El. Tu solo escúchalo y disfruta la reconstrucción que El hará en ti!!!

  10. Mantén la esperanza
    Se dice fácil, pero no lo es. Tenemos que reconstruir nuestros pensamientos para poder mantener viva la esperanza aun cuando todo lo que vemos a nuestro alrededor no es bueno. Tenemos que creer que todo obra para bien a los que aman a Dios, que los planes que Dios tiene para sus hijos son buenos para darles un futuro y una esperanza, tenemos que pensar que la gloria postrera será mayor que la primera… Esos son pensamientos que nos llenan de vida y de esperanza. Pero vivimos en un mundo en donde vemos dolor, muerte y destrucción y es fácil desviar nuestra mirada y sentir la desesperanza. Si quieres reconstruir tu vida es necesario que cada día decidas pensar con esperanza sobre tu futuro y creer a las promesas de Dios sobre tu vida por encima de todo pronóstico. No te rindas, decide conmigo vivir cada con esperanza de que algo bueno está por llegar. 

  11. No hagas juicio –  ¿Conoces la ley del juicio? No juzgues y no serás juzgado. Pues con la misma medida que midas serás medido. Si Dios no envió a su Hijo al mundo para condenarlo o juzgarlo, sino para salvarlo por medio de El… ¿Por qué queremos ser jueces de nuestros hermanos? En este día decide no emitir juicio sobre nadie. Extiende misericordia y da el ejemplo sin esperar ser elogiado. Al final, la consecuencia de haber juzgado cae sobre nosotros mismos…
     
  12. Es tiempo de perdonar, como Dios también nos perdonó a nosotros…
    Cuando no perdonamos es como ingerir un veneno pensando que alguien más va a morir. ¿Conoces la ley del perdón? La falta de perdón trae como consecuencia tortura… sobre el que no perdona. ¿Cómo? En Mateo 6:14-15 dice “si perdonáis a los hombres sus ofensas, os perdonará también a vosotros vuestro Padre celestial; más si no perdonáis a los hombres sus ofensas, tampoco vuestro Padre os perdonará vuestras ofensas.” Pero no queda ahí… En Mateo 18:34 el Señor cuenta una historia de un hombre que no quiso perdonar y dice “el rey envió al hombre a la prisión para que lo torturaran”. Pero el verso 35 dice que »Eso es lo que les hará mi Padre celestial a ustedes si se niegan a perdonar de corazón a sus hermanos.” Estamos hablando de que el que se niegue a perdonar de corazón a sus hermanos será torturado.
    Reflexiona: ¿Hay un área de tu vida en donde no has logrado avanzar? Mientras haya falta de perdón en tu corazón hay puertas que no van a abrirse y bendiciones que se mantendrán detenidas. Es tiempo de perdonar para ser libre de la tortura a la que la falta de perdón te ha encadenado.

  13. Elije el gozo –  “Me mostrarás la senda de la vida; En tu presencia hay plenitud de gozo; Delicias a tu diestra para siempre.” Salmo 16:11. Más allá de la situación actual: decido ser feliz. Decido gozar cada instante agarradita de la mano de mi Padre, porque en él hay plenitud de gozo. No importa cuán difícil sea el momento actual, mantén la expectativa de que algo va a cambiar. Algo se está …moviendo a tu favor en el cielo y pronto lo conocerás. Mientras esperas que se materialice, canta, danza, goza y vive en la presencia de Dios.  Viene a mi mente esos años en donde mis padres se ponían a empacar regalos la noche antes de navidad mientras nosotros los hijos “dormíamos”. Era divertidamente estresante esperar toda la noche escuchando ruidos de papel de regalo. Recuerdo una ocasión en que se escuchaba que estaban colocando las piezas de una bicicleta, sabíamos que alguno de nosotros podría correr una nueva bicicleta al siguiente día. Era muy emocionante.  Y así quiere Dios que esperemos, sabiendo que en el cielo se están empacando regalos de amor para nosotros sus hijos. El desea que nos gocemos, que tengamos contentamiento aun en la noche oscura, que confiemos en que mañana quizás sea un día emocionante recibiendo los regalos que han sido preparados en el cielo para ti.  Aprovecha la oportunidad maravillosa que tienes hoy de decidir ser feliz. El gozo te da energía y te llena de fuerza y vigor. ¿Qué puedes hacer para disfrutar esta etapa?  Preparar la lista de cosas que deseas haber completado antes de que tu milagro se materialice. Y sobre todas las cosas, busca a diario la presencia de Dios, solo el llenara tu alma de esperanza y de gozo.  El gozo del Senior es mi fortaleza. Nehemías 8:10
     
  14. Suelta el pasado –  He aquí que yo hago cosa nueva; pronto saldrá a luz; ¿no la conoceréis? Otra vez abriré camino en el desierto, y ríos en la soledad. Isaías 43:19
    … A veces sufrimos demasiado por cosas que ya no son parte de nuestro presente y cuando lo pensamos bien, tampoco ya tienen tanta importancia en nuestra vida. Nos pasamos mirando hacia atrás a lo que queríamos que fuera y no fe. Miramos lo que pasó y pensamos en lo que no pasó.  Para emprender un nuevo camino lleno de plenitud y con entusiasmo nos es necesario dejar ir, soltar, renunciar a los recuerdos del ayer y enfocarnos en el porvenir. Este proceso requiere de esfuerzo, perseverancia, incomodidad y quizás hasta dolor. Pero la única manera de comenzar a vivir es dejando ir.  Te invito a leer Juan 12:24 en donde habla del proceso de la hoja de trigo, que necesita caer, morir, quedar sola, estar expuesta al intenso sol del desierto hasta morir. Pero una vez muere, es que florece. Cuando nos rendimos, ahí ganamos.
    Decide hoy renunciar al pasado que te mantiene atado. Como decía una canción famosa hace muchos años, «Abre los ojos, mira hacia arriba y disfruta las cosas bellas que tiene la vida». Dios tiene un plan para ti y su plan es bueno, porque Dios es bueno.  Dile adiós. 

  15. Cambia tu manera de pensar…  Romanos 12:2 dice: «Al contrario, cambien de manera de ser y de pensar. Así podrán saber qué es lo que Dios quiere, es decir, todo lo que es bueno, agradable y perfecto.»  Una de las cosas que descubrí en este proceso es que las creencias sobre mi misma eran terribles! Si, Dios me había perdonado, y había tirado todo mi pasado a la mar, pero, yo tengo que perdon…arme y sustituir esa palabra venenosa que el enemigo había puesto en mi cabeza por la Palabra de Dios. Les pongo un ejemplo. Cuando venimos a los pies de Cristo, en ocasiones llegamos usando vestimentas que eran las que pensábamos nos hacían lucir bien… Un traje provocador con un escote profundo con el fin de llamar la atención… Cuando venimos a Cristo él nos hace entender que somos hermosas sin necesidad de mostrar demasiado… Y poco a poco comenzamos a moderar nuestra manera de vestir porque nuestro pensamiento cambia. Pero hay veces que el enemigo nos ha hecho creer por toda una vida que “no vales lo suficiente para__________” (llena el blanco) y vivimos esclavos de ese pensamiento. Cuando sustituimos ese veneno por la Palabra de Dios es cuando nos hacemos consiente de esa mentira del diablo y la pateamos respondiendo: “Somos hechura de Dios, creados en Cristo Jesús para buenas obras, las cuales Dios dispuso de antemano a fin de que las pongamos por práctica.” Efesios 2:10 – “¡Fíjense que gran amor nos ha dado el Padre, que se nos llame hijos de Dios! ¡Y lo somos!” 1 Juan 3:1 – “No se venden dos gorriones por una monedita? Sin embargo, ni uno de ellos caerá a tierra in que lo permita el Padre, y él les tiene contados a ustedes aun los cabellos de la cabeza. Así que no tengan miedo, ustedes valen más qué muchos gorriones” Mateo 10:29-31
    Dedícate a escribir esos pensamientos que te atormentan y busca en la Palabra de Dios esa porción que deja al descubierto la mentira del enemigo. Una vez la encuentres (o las encuentres) escríbela más grande que el pensamiento y comienza a confesarla con tu boca hasta que la memorices y la hagas rema en tu vida.

Dios me llevó a la orilla

Ayer salí a practicar paddle board… Dios siempre habla a mi vida mientras practico este deporte que tanto me gusta (creo que la razón por la que me gusta tanto es porque logro escuchar su voz de forma impresionante mientras lo practico). Imagina esta escena: Estoy parada sobre mi tabla buscando afanadamente ver algún Manatí o Delfín en el agua, remaba de un lado a otro y no veía nada. De pronto …su voz: «Hija, permanece quieta, deja de remar. Guarda tu remo, pero permanece en pie y observa». Lo hice. Pensaba que me dirigiría directo al animalito que quería ver… Cual fue mi sorpresa cuando mi tabla, poco a poco y muy gentilmente comenzó a girar en la dirección opuesta a la que yo iba. No habían olas, solo una suave brisa que me acariciaba y me movía a la vez. Poco a poco fui dándome cuenta de que me dirigía hacia una orilla. Mi tabla llego sin yo buscarlo, directamente a una hermosa orilla con flores. Su dulce voz nuevamente me enseñó que…


#1- La voluntad de Dios siempre te llevará a un lugar seguro. A un lugar donde podrás pisar tierra firme.

#2 – Permanecer quieto no significa que no te moverás, sino que dejarás que te mueva Dios.

# 3- Que a veces andamos 

afanados buscando cosas, experiencias, aventuras, amores, diversión… No importa como les llames, pero son los ideales que creemos nos darán felicidad. Y la voluntad de Dios siempre te dará la paz y el gozo que verdaderamente llenará tu alma del verdadero gozo. El que no tiene fin.

Su voluntad siempre es más hermosa que la nuestra. Dios nunca te dejará varado en el medio de nada, de su mano llegarás a la orilla y llegarás descansado. Cuando llegues te darás cuenta de que no pudo haber pasado mejor cosa que dejar de remar, permanecer quieto y dejar que El te moviera hacia el lugar que diseñó para ti.

Es hora de guardar el remo. Descansa y disfruta la brisa. See More

Corre bajo la lluvia

Hoy salí a correr y cuando estaba justo a la mitad del camino comenzó a llover. En el momento pensé: «Se me va a dañar el pelo, me puedo enfermar si me mojo, debo buscar dónde esperar a que se vaya la lluvia» y acto seguido volví a pensar: «mi pelo igual lo tengo que lavar, por unas lloviznas nadie se enferma y esta lluvia lo que hará es refrescarme» – ¡Cambié el pensamiento! ♥️ Fui capaz!!! Y es …que en tantos momentos de la vida vamos a recibir inesperadas sorpresas y nos toca a nosotros decidir como las recibimos, las enfrentamos y las atravesamos! Pensar lo mejor es siempre una decisión, somos responsables de renovar nuestros pensamientos, así como dice Romanos 12:2 – es la única manera de ser transformados cada día.
Al final del día, correr debajo de la lluvia es una de las bendiciones más ricas que Dios nos regala!

Paciencia

Esta semana Dios me viene hablando de la paciencia «Hermanos míos, tened por sumo gozo cuando os halléis en diversas pruebas, sabiendo que la prueba de vuestra fe produce paciencia. Mas tenga la paciencia su obra completa, para que seáis perfectos y cabales, sin que os falte cosa alguna.»
La fe es como una carne, se puede hacer a fuego alto, mediano o bajo, dependiendo del sabor que quieras darle y el tipo de carne que estés cocinando. El fruto de la paciencia (si, es uno de… los frutos del Espíritu) se cocina a fuego leeeento. 

Cuando nuestra fe es probada a fuego lento es porque Dios está buscando crear la paciencia en ti, así que gózate porque Dios está trabajando contigo!

Por eso, «No perdáis, pues, vuestra confianza, que tiene grande galardón; porque os es necesaria la paciencia, para que habiendo hecho la voluntad de Dios, obtengáis la promesa.» si esa promesa de Dios es importante para ti, ten paciencia, no pierdas la confianza, haz la voluntad de Dios y espera a que tu carne se cocine!!! ☺
Si estás luchando con un sentimiento de impaciencia (como yo 😂) Dios hoy te dice: «Bástate mi gracia; porque mi poder se perfecciona en la debilidad. Por tanto, de buena gana me gloriaré más bien en mis debilidades, para que repose sobre mí el poder de Cristo.»
El poder de Cristo nos dará el poder para vencer! 

 

Espíritu de rechazo

Estoy leyendo este libro «Destruya el espíritu de rechazo» y me gustaría compartir con ustedes las cosas que voy aprendiendo porque es wao! impresionante!

El rechazo es uno de los espíritus demoniacos mas destructivos, llega a la vida de las personas a través de algun tipo de abuso, abandono o falta de amor y afecto de parte de uno de los padres en la niñez. Nos roba la dignidad, la identidad y la autoridad. El rechazo sabotea la vida de las personas y puede dejarla desolada …y en ruinas. Pero la buena noticia es que Dios vino a tiempo para restaurarnos, nunca más vivirás en rechazo porque fuiste aceptado por Dios y el no te dejará ni te abandonará. Es importante identificar la raíz del rechazo y aplicar las armas espirituales para expulsarlo y convertirnos en las personas estables que Dios quiere que seamos. 

Todo este texto es tomado del libro. Apenas comienzo a leerlo, pero identifiqué algo, siempre que estoy en una relación llego a un punto en donde siento urgencia por cortar la relación porque comienzo a experimentar un convencimiento absoluto de que si no corto esa persona me hará daño. Y la dejo, la dejo convencida de que fue por mi bien. Yo sé de donde viene ese pensamiento, ahora iré descubriendo cómo eliminarlo.
Dios no ha terminado conmigo, contigo tampoco. Vamos cada día a ponernos en las manos del Alfarero para que perfeccione su obra en nosotros. Te animas?

La mejor forma de caer…

   Mi tabla de salvación

Les contaba la vez anterior que estaba practicando “Paddle Board” por primera vez y me encontraba aterrorizada sobre aquella tabla, preguntándome “¿porque se me ocurrió esta brillante idea?”… ¿Quieren que les siga contando? ¿Les cuento si me caí o no?…

Pues una vez dejé de gritar como histérica, pensé, “…debo resolver esta situación. Cálmate y madura-me dije.” Y pensé que quizás lo mejor que me podía pasar era caerme y volver a comenzar. ¿No te ha pasado que cometes un error tan grande o tan tonto en tu trabajo que si fueras tu jefe te despedirías? Llegas a planificar lo que harás una vez te despidan y hasta te convences de que es lo mejor que te puede pasar para comenzar nuevamente sin tener la mirada de descontento de tu jefe sobre ti….

Pues así. Decidí que era mejor caerme, pero no sabía cómo caerme elegantemente y salir ilesa de…

View original post