Paciencia

Esta semana Dios me viene hablando de la paciencia «Hermanos míos, tened por sumo gozo cuando os halléis en diversas pruebas, sabiendo que la prueba de vuestra fe produce paciencia. Mas tenga la paciencia su obra completa, para que seáis perfectos y cabales, sin que os falte cosa alguna.»
La fe es como una carne, se puede hacer a fuego alto, mediano o bajo, dependiendo del sabor que quieras darle y el tipo de carne que estés cocinando. El fruto de la paciencia (si, es uno de… los frutos del Espíritu) se cocina a fuego leeeento. 

Cuando nuestra fe es probada a fuego lento es porque Dios está buscando crear la paciencia en ti, así que gózate porque Dios está trabajando contigo!

Por eso, «No perdáis, pues, vuestra confianza, que tiene grande galardón; porque os es necesaria la paciencia, para que habiendo hecho la voluntad de Dios, obtengáis la promesa.» si esa promesa de Dios es importante para ti, ten paciencia, no pierdas la confianza, haz la voluntad de Dios y espera a que tu carne se cocine!!! ☺
Si estás luchando con un sentimiento de impaciencia (como yo 😂) Dios hoy te dice: «Bástate mi gracia; porque mi poder se perfecciona en la debilidad. Por tanto, de buena gana me gloriaré más bien en mis debilidades, para que repose sobre mí el poder de Cristo.»
El poder de Cristo nos dará el poder para vencer! 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *